Piedra de Singapur

La Piedra de Singapur es un fragmento de una losa de la piedra arenisca grande que al principio estuvo de pie en la boca del Río de Singapur. La losa, que se cree remontarse a al menos el 13er siglo y posiblemente tan pronto como el 10mo o el 11er siglo, llevaba una inscripción no descifrada. Las teorías recientes sugieren que la inscripción está en Viejos javaneses o en Sánscrito. Es probable que la persona que encargó la inscripción fuera Sumatran. La losa se explotó en 1843 para limpiar y ensanchar el callejón en la boca del río para hacer el espacio para una fortaleza y los cuartos de su comandante.

La losa se puede unir a la historia legendaria del hombre fuerte del 14to siglo Badang, que se dice haber lanzado una piedra masiva a la boca del Río de Singapur. En la muerte de Badang, el Rajá envió dos pilares de piedra para levantarse sobre su tumba "al punto de los estrechos de Singhapura".

La Piedra, ahora mostrada en el Museo Nacional de Singapur, fue designada por el museo como uno de 11 "tesoros nacionales" en el enero de 2006, y por el Consejo de Patrimonio nacional como uno de los 12 primeros artefactos sostenidos en las colecciones de sus museos.

Losa de la piedra arenisca

Descubrimiento

En el junio de 1819, unos meses después de la llegada del señor Stamford Raffles (1781–1826) en Singapur, una losa de la piedra arenisca sobre alto y largo fue encontrada por peones que limpian árboles de la selva en el lado del sudeste de la boca del Río de Singapur. Estuvo de pie en un promontorio conocido como el Punto de Rocky, y más tarde como Punto de la Artillería, fortaleza Fullerton y el Asistente del Maestro Office. (En 1972, una proyección corta del sitio web de la losa se construyó y una estatua de una bestia imaginaria llamó Merlion colocado en ello. La estatua se ha desde entonces trasladado.) Según papeles del Diario de la Sociedad Asiática de Bengal que fueron recogidos por el señor Guillermo Edward Maxwell y se republicaron en 1886, el un doctor D.W. Montgomerie dijo que la roca se trajo para encenderse por algunos marineros de Bengal empleados por el capitán Flint, R.N., el primer Asistente del Maestro:

La losa se inscribió con 50 o 52 líneas de la escritura, pero a la hora de su descubrimiento el sentido de la inscripción era ya un misterio a los habitantes de la isla.

Aspecto

John Crawfurd (1783–1868), quien era el Residente de Singapur, describió la losa en su diario el 3 de febrero de 1822 en estos términos:

James Prinsep (1799–1840), un erudito anglo indio y anticuario que comenzó el Diario de la Sociedad Asiática de Bengal, publicó un artículo del Diario en 1837 de un doctor Guillermo Bland de H.M.S. Wolf, que declaró que había hecho un facsímile de todo que permaneció de cualquier modo perceptible en la losa. El doctor Bland describió la losa así:

La inscripción se grabó en cartas dobladas aproximadamente tres cuartos de una pulgada (1.9 cm) amplio.

Destrucción

Sobre el enero de 1843, a las órdenes del Ingeniero del Establecimiento interpretador, el capitán D.H. Stevenson, la losa se hizo volar a piezas para limpiar y ensanchar el callejón en la boca del Río de Singapur para hacer el espacio para la fortaleza Fullerton y los cuartos de su comandante. Algunas fuentes afirman que el Superintendente de Obras públicas, George Drumgoole Coleman, era responsable de la destrucción de la Piedra, pero estaba con el permiso de Singapur en el momento de su voladura. El teniente coronel James Low había solicitado para hacer ahorrar la losa de la piedra arenisca, pero se había dicho que estaba en el camino de un bungaló proyectado. En la explosión que ocurre, cruzó el río de su oficina y seleccionó fragmentos que tenían cartas de ellos. Como los fragmentos eran muy abultados, los hizo esculpir en pequeñas losas por un hombre chino. Seleccionó algunos fragmentos más pequeños que llevan las partes más legibles de la inscripción y les envió al museo de la Sociedad Asiática Real en Calcuta (ahora conocido como el Museo indio) para el análisis, donde llegaron en aproximadamente el junio de 1848.

Según los papel de Maxwell, cuando las noticias de la destrucción de la losa de la piedra arenisca alcanzaron Bengal, James Prinsep pidió que el Gobernador en jefe de los Establecimientos de Estrechos, el coronel Guillermo John Butterworth, asegurara cualquier fragmento legible que todavía podría existir y enviarles al museo de la Sociedad Asiática Real. Butterworth contestó: "La única parte restante de la piedra que menciona, excepto lo que el Coronel Bajo puede tener, he encontrado la posición en la veranda de la Tesorería en Singapur, donde fue usado como un asiento por Sepoys de la guardia y personas en la espera a tramitar el negocio. ¡No perdí ningún tiempo en el envío de ello a mi casa, pero, ay! no antes de que la inscripción casi se borrara. Tal ya que el fragmento era entonces sin embargo – es decir, en 1843 – es ahora; ya que he conservado la piedra con mucho cuidado y tendré mucho placer en el envío de ello para su museo, no habiendo podido establecer un, ya que esperé haber hecho, en Singapur."

Un bloque grande desde el monumento está abandonado en la fortaleza Canning hasta romperse finalmente

y usado como grava para un camino. Según un W.H. Read, que llegó a Singapur en 1841:

El doctor D.W. Montgomerie, recordando que los marineros de Bengal que habían descubierto la losa limpiando la selva no se podían persuadir a seguir el trabajo, comentó: "¡Qué compasión que es que aquellos que autorizaron la destrucción de la reliquia antigua no fueron prevenidos por alguna tal superstición sana!"

En 1918, el Museo de Rifas y el Comité de la Biblioteca de la dirección pidieron que el museo de la Sociedad Asiática Real en Calcuta devolviera los fragmentos de la losa de la piedra arenisca, y el museo de Calcuta consintió en devolverlos por el préstamo ampliado. Sin embargo, sólo un fragmento, ahora conocido como la Piedra de Singapur, se recibió por el préstamo indefinido de los fideicomisarios del museo. El arqueólogo John N. Miksic ha dicho que "probablemente las otras piezas todavía están en Calcuta".

Inscripción y tentativas en desciframiento

Rifas del señor Stamford

Las rifas él mismo trataron de descifrar las inscripciones en la losa de la piedra arenisca original. Con su trabajo de 1834, La Península de Malay, el capitán Peter James Begbie de la Artillería de Madrás, la parte de Honourable East India Company, escribió:

En Hikayat Abdullah, Abdullah bin Abdul Kadir (1796–1854), también conocido como Munshi Abdullah, registró Rifas que toman al misionero Rev Claudius Henry Thomsen y a él para ver lo que las Rifas describieron como una "piedra notable" en el octubre de 1822. Las rifas por lo visto tenían la opinión que la escritura tuvo que ser hindú "porque los hindúes eran los más viejos de todas las razas inmigrantes en el Este, alcanzando Java y Bali y Siam, los habitantes de que todos se bajan de ellos".

Guillermo suave y James Prinsep: ¿Pali?

En su nota publicada en el Diario de la Sociedad Asiática de Bengal de 1837, el doctor Guillermo Bland relató que había "hecho con frecuencia peregrinaciones" por la Piedra, "determinó, si fuera posible, para salvar unas cartas, podrían satisfactoriamente distinguirse, decirnos algo, sin embargo, pequeño, de la lengua o la gente que lo inscribió, y de ahí estira nuestro conocimiento limitado y obscuro de la Península malaya."

Con la ayuda de un "escritor natal inteligente", la "masa bien hecha y suave usada Suave" para tomar impresiones de los caracteres en la losa a fin de copiarlos. Después de que una impresión de cada carácter se había hecho, el propio carácter en la piedra se pintó con el plomo blanco, "por lo que el ojo lo podría distinguir... y si los dos estuvieran de acuerdo, se consideró lo más casi correcto posible, y aunque esto se hiciera a todos los caracteres, se ocuparon más en particular de ello en más obscuro, ya que las cartas marcadas en el facsímile con más fuerza podrían ser fácilmente copiadas por el ojo." Suave también descubrió que cuando la Piedra se vio "cuando el sol descendía en el Oeste, una sombra palpable se lanzó en la carta, de la cual la gran ayuda se sacó."

En la opinión de Bland, "que habla de un conocimiento muy limitado del sujeto", la inscripción estaba en "Ceylonese antiguo o Pálí". James Prinsep concurrió, diciendo esto aunque no pudiera aventurar a reunir cualquier oración relacionada o hasta palabras, "algunas cartas – el g, l, h, p, s, y, &c. – se puede fácilmente reconocer, así como muchas de las señales de la vocal". Expresó la opinión que el objetivo de la inscripción "es registrar el más probablemente la extensión de la fe budista a ese punto notable de la Península de Malay".

La teoría especulativa de Peter James Begbie: ¿tamil?

En La Península de Malay (1834), el capitán Peter James Begbie hizo "una tentativa de lanzar alguna luz sobre un sujeto tan confessedly obscuro". Se refirió a la leyenda del hombre fuerte del 14to siglo Badang en los Anales Malay (1821), una traducción inglesa póstumamente publicada de Sejarah Melayu (1612) por el orientalista británico John Leyden (1775–1811). Según los Anales Malay, las noticias de las hazañas notables de Badang de la fuerza alcanzaron la tierra de Kling (la Costa Coromandel). El Rajá de ese país envió a un campeón llamado a Nadi Vijaya Vicrama para intentar su fuerza con él, estacando siete barcos llenos de tesoros en la cuestión de la competición. Después de unos juicios de sus poderes relativos, Badang señaló a una piedra enorme que está antes del pasillo del Rajá y pidió que su opositor lo levantara y permitiera que sus reclamaciones sean decididas por la mayor fuerza mostrada en esta hazaña. El campeón Kling consintió, y, después de varios fracasos, sucedidos en el levantamiento de ello tan alto como su rodilla, después de la cual inmediatamente le dejó caerse. Badang, tomó la piedra, equilibrada esto fácilmente varias veces, y luego lo tiró en la boca del río, y esto es la roca que es en este día visible al punto de Singhapura o Tanjong Singhapura. Los Anales continúan a declarar que después de mucho tiempo, Badang murió y se sepultó al punto de los estrechos de Singhapura, y cuando las noticias de su muerte alcanzaron la tierra de Kling, el Rajá envió dos pilares de piedra para levantarse sobre su tumba como un monumento, y éstos eran los pilares que todavía estaban al punto de la bahía.

Begbie continuó a especular que el monumento instalado sobre la tumba de Badang era la losa de la piedra arenisca en la boca del Río de Singapur, y que la inscripción contuvo un decreto de las hazañas de Badang. Identificó a "Rajah de Kling" como Sri Rajah Vicrama que reinó a partir de 1223 hasta 1236. En la opinión de Begbie, la inscripción estaba en un dialecto obsoleto de tamil:

J.W. Laidlay: ¿Kawi?

J.W. Laidlay examinó fragmentos de la losa de la piedra arenisca que había sido donada a la Sociedad Asiática de Bengal por el coronel Butterworth y el teniente coronel James Low, esparciendo el carbón de leña de animal sutilmente pulverizado sobre la superficie de las piedras y barriéndolo suavemente con una pluma para llenar todas las depresiones; de esta manera "muy lo más leve de que fue así dado notablemente distinto por el contraste potente del color. Por esto significa, y estudiando los caracteres en luces diferentes", Laidlay era capaz de hacer dibujos de las inscripciones en tres fragmentos. Según Laidlay, el fragmento mostrado en el dibujo de la cumbre pareció ha sido de la parte superior de la inscripción, pero se omitió en la litografía de Prinsep como borrado. No podía identificar los otros dos fragmentos con ninguna parte de la litografía.

Laidlay sintió que la forma cuadrada de los caracteres había engañado Prinsep en la conclusión que la inscripción estaba en Pali. De hecho, los caracteres no llevaban ningún parecido en absoluto a Pali. Laidlay era incapaz de identificar los caracteres con aquellos de cualquier inscripción cingalesa publicada, pero lo encontró idéntico con Kawi, un lenguaje literario de las islas de Java, Bali y Lombok basado en Viejos javaneses con muchos préstamos Sánscritos. Notó, "Con el alfabeto de esta lengua... Puedo identificar todos, o casi todos, de los caracteres; pero por supuesto ninguna pista al significado de la inscripción se puede obtener sin un poco de conocimiento de la propia lengua." Confiando en Begbie, él, también, "hizo conjeturas con la probabilidad que la inscripción es un registro de un poco de triunfo javanés en un período anterior a la conversión de Malays al Mahometismo".

Estudios por Kern y otros eruditos: ¿viejos javaneses o Sánscrito?

El primer estudio eficaz de los fragmentos de la piedra arenisca era por Johan Hendrik Caspar Kern epigrapher holandés. Tuvo éxito en el descifre de unas palabras, incluso salāgalalasayanara, ya-āmānavana, kesarabharala y yadalama, pero era incapaz de identificar la lengua en la cual se escribieron. Dio la fecha probable de la inscripción como alrededor de 1230. Otro Indologist holandés, N.J. Krom, juzgado de un frotamiento de la Piedra publicaron en 1848 de que la escritura se pareció a la del Imperio de Majapahit, pero dató un período algo antes que 1360.

Otros eruditos han tenido opiniones diferentes. El doctor J.G. de Casparis, un erudito de la escritura indonesia antigua, dio el juicio preliminar que el estilo de la escritura podría fechar a partir de un período más temprano tal como el 10mo o el 11er siglo. Era capaz de descifrar una o dos palabras, que parecieron estar en la Vieja lengua javanesa. la otra mano, los doctores Boechari, epigraphical el experto del Centro de investigación Nacional indonesio para Arqueología y conferenciante en la universidad de Indonesia, eran de la opinión que las fechas de grabado de no más tarde que el 12do siglo, tiene una afinidad más cercana a Sumatran que el estilo de escritura javanés, y que la lengua puede no ser Viejos javaneses, pero Sánscrito, que estaba en el uso corriente en Sumatra en esa era. John Miksic ha comentado que mientras es imposible determinar o la teoría de Casparis o Boechari es más correcta sobre la base del epigraphy solo, es más fácil aceptar la conclusión que la persona que encargó la inscripción era culturalmente Sumatran, más bien que javanés, porque antes del 10mo siglo la influencia lingüística de Java había alcanzado la región de Lampung en el sur de Sumatra, pero ninguna tal influencia se ha descubierto norte tan lejano como Singapur y no hay ningunas pruebas de la colonización javanesa en Sumatra o las islas de la costa entonces. Miksic nota que la mayor parte de conclusiones en cuanto a la losa han sido sobre la base de rubbings o fotografías, y así hay una "posibilidad leve" que el análisis detallado de fragmentos de la losa de la piedra arenisca pueda proporcionar más información sobre la edad de la inscripción o la naturaleza de sus contenido. Sin embargo, también dice que la escritura probablemente nunca totalmente se descifrará.

La Piedra de Singapur hoy

Uno de los fragmentos de la losa de la piedra arenisca original que fue salvada por el Teniente coronel Bajo, que se devolvió más tarde a lo que era entonces el Museo de Rifas en Singapur, se conoce hoy como la Piedra de Singapur. Se muestra actualmente en la galería de Singapur History del Museo Nacional de Singapur. La Piedra fue designada por el Museo como uno de 11 "tesoros nacionales" en el enero de 2006, y por el Consejo de Patrimonio nacional como uno de los 12 primeros artefactos sostenidos en las colecciones de sus museos.

Véase también

Notas

Artículos

Libros

Adelante lectura

Enlaces externos



Buscar