Masacre de Carnew

La Masacre Carnew era la ejecución sumaria de 38 presos sostenidos como sospechado a irlandeses Unidos por la guarnición local en la base de cuartel de ejército británica del castillo Carnew, Carnew, condado Wicklow, Irlanda el 25 de mayo de 1798.

Antes de la mañana del 25 de mayo, noticias del brote esperado hace mucho de la rebelión de 1798 en Condado de Kildare vecino y de pérdidas militares en las batallas de Ballymore-Eustace, Naas, y Próspero había alcanzado la guarnición en Carnew, que decidió tomar medidas preventivas reuniendo a los sospechosos rebeldes en la detención, que se marcharon del castillo Carnew al callejón del balonmano local y ejecutados por el pelotón de fusilamiento como una advertencia al pueblo local.

Noticias de las ejecuciones sumarias, juntos con noticias de una masacre similar en Dunlavin, extendido en todas partes de condado Wicklow y a través de la frontera en condado Wexford, dando sustancia a los rumores de matanza extendida ya frecuente. El 7 de junio, la ciudad se quemó y despedida en una incursión de venganza por rebeldes de Wexford, conducidos por Anthony Perry.

Véase también



Buscar